Tratamientos

Cirugía Ortopédica y Traumatología (COT)

La organización del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología (COT) está orientada principalmente a dar respuesta a las necesidades cambiantes y diferentes de los pacientes con patología del Aparato Locomotor, a facilitar la actividad asistencial tanto de sus profesionales médicos como de enfermería y rehabilitación con criterios de calidad, eficiencia y sostenibilidad, a potenciar la formación continuada del cuerpo facultativo, tanto del staff como de los especialistas en formación, a permitir la incorporación gradual de nuevas técnicas y de sistemas de trabajo, y finalmente, a la introducción de la cultura de evaluación de los resultados encaminada a la mejora en la atención percibida por los pacientes.

Cirugía protésica de Cadera y Rodilla

La cirugía protésica de rodilla nos permite solucionar problemas degenerativos y traumáticos que condicionan tu calidad de vida, cuando los tratamientos conservadores y menos invasivos no pueden mejorar tu estado articular. Mucho ha cambiado en la artroplastia de rodilla en estos últimos años, desde la aparición de las prótesis monocompartimentales ( se implanta tan sólo en la zona de la rodilla afectada ) hasta las prótesis anatómicas siempre en busca de la rápida rehabilitación y mejora en el funcionalismo articular de nuestros pacientes.

La ayuda de métodos diagnósticos modernos y vanguardistas ( estudios de la marcha + sensor pélvico ) nos permiten una mejora sustancial en tu readaptación a la vida cotidiana y laboral.

  • Prótesis Unicompartimental
  • Prótesis Total de Rodilla

Técnica artroscópica: rodilla, hombro y cadera

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico usado para visualizar, diagnosticar y tratar problemas en las articulaciones.

Durante la cirugía artroscópica se hace una pequeña incisión en la piel del paciente y luego inserta un instrumento del tamaño de un lápiz, que contiene un pequeño lente y un sistema de luces para magnificar y iluminar las estructuras dentro de la articulación. La luz es transmitida a través de fibras ópticas hasta la punta del artroscopio que ha sido insertado dentro de la articulación. Luego al conectar este artroscopio con una cámara de televisión miniatura, se puede observar el interior de la articulación a través de una incisión muy pequeña, en vez de una de más tamaño necesaria en caso de cirugía.

La cámara de televisión conectada con el artroscopio muestra la imagen de la articulación en una pantalla de televisión, permitiendo así ver por dentro de la articulación, los cartílagos y ligamentos. Se puede determinar la cantidad o el tipo de daño, y luego si es necesario reparar o corregir el problema.

La cirugía artroscópica, aunque es mucho más fácil en términos de la recuperación de la cirugía abierta, todavía requiere el uso de anestesia y equipo especial en la sala de operaciones de un hospital o una sala de cirugía para pacientes no internados. Se le aplica al paciente una anestesia general, espinal, sedación o local, dependiendo de la articulación o del problema por resolver.

Se hace una pequeña incisión (como del tamaño del agujero de un botón de camisa) para poder insertar el artroscopio. Cuando es indicado, se efectúa una cirugía correctiva con instrumentos especialmente diseñados que son insertados dentro de la articulación a través de incisiones adicionales.

Radiología

En las dos consultas de traumatología del Dr. Sierra tendrás un radiólogo a tu disposición para agilizar todos los procesos de pronóstico y tratamiento.